« Plasma rico en plaquetas y otras novedades frente a la alopecia | Inicio | Coenzima Q10: una aliada para “rejuvenecer” el cabello »

02/13/2013

Cuero cabelludo irritado: un problema con solución

8151538609_597cbb88d0_cPasa desapercibido y a menudo es el gran olvidado de los cuidados capilares y los tratamientos para el pelo, pero del cuero cabelludo se puede decir que es el auténtico artífice y garante de la salud capilar. No en vano, es ahí dónde nace el cabello y, también, dónde se generan buena parte de los problemas que le afectan. Técnicamente, el cuero cabelludo se define como la piel que recubre al cráneo y se caracteriza por ser más gruesa que la de otras partes del cuerpo y por estar dotada de abundantes folículos pilosos (en los que nace y se desarrolla el cabello) y glándulas sebáceas y sudoríparas. Se trata de una de las zonas cutáneas más sensibles, ya que su equilibrio se altera con mucha facilidad, de ahí que problemas como el picor en la cabeza o el cuero cabelludo irritado sean muy frecuentes entre la población.

La causa principal de este tipo de problemas son las alteraciones que se producen en la piel de esta zona del cuerpo. En efecto, cuando el equilibrio del cuero cabelludo se altera (debido a unos cuidados inadecuados, a la reacción a determinados ingredientes de los productos cosméticos, a un problema orgánico o a otra causa) se produce picor, enrojecimiento y un cuero cabelludo irritado, lo que a su vez puede causar daños en el bulbo capilar, haciendo que el cabello tenga un aspecto apagado y débil y, en los casos más serios, favoreciendo la caída.

Los expertos coinciden en que la mejor forma de plantar cara a las alteraciones del cuero cabelludo es restaurar su nivel de hidratación mediante la aplicación de acondicionadores profundos, humectantes y lociones hidratantes, aplicadas siempre mediante un suave masaje. En la tienda de Svenson se puede encontrar una amplia gama de productos específicamente formulados para combatir todos los problemas relacionados con el cuero cabelludo: el champú suave (con pH regulado, indicado para todo tipo de cabellos); la loción vitalizadora (que debido a la acción tonificante que ejerce sobre el cuero cabelludo, favorece además recuperar el pelo en aquellos casos en los que la caída ha aparecido); la crema regeneradora (su acción hidratante y nutritiva la hace especialmente recomendable para tratar las irritaciones suaves de la piel); y la mascarilla protectora (contiene ácido hialurónico, una sustancia que posee una alta capacidad de hidratación del cuero cabelludo).

A la hora de plantar cara a problemas como el picor en la cabeza y el cuero cabelludo irritado, el gesto que más hay que vigilar es el lavado. Más que la frecuencia, lo realmente importante es el tipo de producto elegido, ya que la película hidrolipídica puede verse alterada por la acción de algunos tensioactivos (los agentes de acción lavante que eliminan temporalmente la película protectora).  Evitar los tratamientos agresivos (sobre todo aquellos en los que se vea implicado el cuero cabelludo, como los tintes), seguir una dieta adecuada y acudir al especialista en caso de que las alteraciones de esta zona persistan o vayan a más son otras recomendaciones que aseguran el bienestar del cuero cabelludo.

 

FOTO: http://www.flickr.com/photos/gorbould/8151538609/

 

Svenson Responde